Marrero Cruz y la hidra-mafia de Cienfuegos


Los vínculos del Primer Ministro de Cuba con la hidra-mafia de Cienfuegos datan desde que Marrero fue Ministro del Turismo en la isla. Íntimos a su círculo de confianza, el clan de la Perla del Sur está formado por un triunvirato que se ha mantenido a pesar de todas las tempestades. Lo conforma Oscar Morales Ojeda, Yolexis Rodriguez Armada, recién estrenada gobernadora y Bernardo Villafaña, Director General del Complejo Gran Caribe-Meliá en la provincia. Yolexis Rodriguez Armada es íntima amiga de Marrero Cruz, quien la designó Delegada del Turismo y luego la puso de Vicegobernadora. Su buen amigo y protector tampoco faltó cuando Alexandre Corona Quintero cayó en desgracia. La noche antes de la supuesta renuncia del ex-gobernador por “errores cometidos”, una fuente del gobierno nos informó de la reunión urgente que se produjo a puertas cerradas con Marrero y Roberto Morales en el Palacio de Gobierno Provincial. Del resto, ya se conoce la historia. Gracias a la barita mágica de Marrero, Yolexis pasó de vice a gobernadora. La ocasión fue celebrada por Villafaña, amigo también de Yolexis y que lleva dirigiendo diversos hoteles durante muchos años a pesar de la política establecida por el propio Ministerio del Turismo en cuanto al máximo de años que puede un directivo desempeñar el cargo. Amigo y protegido de Marrero Cruz, Villafaña no ha podido ser destronado por Oscar Morales, un hombre que toda su vida ha ambicionado controlar uno de los hoteles más importantes de Cuba: el Hotel Jagua, al igual que el resto de las joyitas que conforman el complejo Gran Caribe-Meliá. Gracias a la amistad con el Primer Ministro, Villafaña ha logrado mantenerse por tiempo indefinido en el cargo, complaciendo a dirigentes y jefes claves del MININT, además de la construcción de una espléndida mansión colindante a otras casas de altos oficiales de las FAR y el MININT en la zona exclusiva de Punta Gorda. Oscar Morales Ojeda, favorecido por su hermano Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y Secretario de Organización del Comité Central del Partido, es quien vela por los intereses de Marrero Cruz fungiendo como Delegado del Turismo en la Provincia. Este radio de acción incluye casi todas las redes del turismo en Cienfuegos, incluso aquellas relacionadas con el transporte de renta del turismo, más que evidente cuando ni el mismo Director de Transporte Provincial puede conseguir una pieza de repuesto, pues la contesta que recibe es que allí (en los talleres) “nada se puede tocar sin la autorización de Marrero”. El Palacio de Valle, el antiguo Club Náutico y la Marina Marlin, también operan bajo las órdenes de Marrero Cruz, resguardado celosamente por Oscar Morales Ojeda. Recientemente el diario El Vigía de Cuba reveló una investigación que está realizando la Contrainteligencia (CI) cubana al Primer Ministro, por presuntos negocios con pequeñas y medianas empresas privadas. Es muy posible que, en próximas días, el rastro lleve hasta la Perla del Sur.
 
Compartir:  

Comentarios